Aiguablava-Playa Fonda

  • Fecha: 15 febrero 2022
  • Zona: Gerona. Costa Brava
  • Acceso: Playa de Aiguablava
  • Desnivel: 265m
  • Distancia: 3.5km
  • Tiempo ida: 0h43′ Total: 1h50′
  • Track GPS: wikiloc
  • VisuGPX

Con Esmeralda Andreu

Aprovechamos unos días de descanso en la Costa Brava, hacemos unas cuantas caminatas suaves por estos parajes de calas y acantilados. Tenemos la suerte de que ahora, en febrero, la afluencia de gente es muy escasa, por lo todos los recorridos son bastante solitarios, supongo que en verano la cosa cambia radicalmente. El primero de ellos corresponde a uno de los llamados Caminos de Ronda, senderos situados junto a la costa, con preciosas vistas y acceso a playitas a las que no llegan coches.

En la descripción de la ruta no doy datos de altitud, solo de horario, ya que es un constante subeybaja, pero la altura máxima es la del Parador (33m)

Acceso: Parador de Aiguablava, donde estamos alojados, al que se llega desde Begur por la carretera GIV-6532, circulando entre las numerosas urbanizaciones.

Descripción de la ruta: En el Parador (33m) hay unas escaleritas que descienden directamente al aparcamiento de la playa de Aiguablava (0h00′), donde pongo en marcha el GPS. Es una de las calas más famosas de la Costa Brava y, por tanto, de las más visitadas. En verano el aparcamiento está completamente lleno. El camino es el GR-92 y sale por la parte occidental de la playa, señalizado con carteles que seguimos en dirección a Fornells. Las vistas son preciosas, entre el pinar y el acantilado.

Pasamos por la cala dels Tries (0h15′), con su playita de guijarros; el sendero se introduce por unos tramos de túneles y casas de urbanizaciones. Descendemos a la cala Malaret (0h24′), pequeña playa de arena fina, y subimos por callejas al pueblo de Fornells, pasando por encima del pequeño puerto. Pasado el Cap Rubí se desciende a la playa Fonda (0h43′), una playa más amplia de arena gris oscura y aguas turquesas, donde nos sentamos un rato disfrutando del sonido del mar y la soledad durante una larga media hora.

El regreso es por el mismo camino hasta la playa de Aiguablava (1h44′) y saubida de nuevo al Parador (1h50′).

El recorrido tiene vistas espléndidas hacia el mar, pero tengo que reconocer que pasa por las numerosas urbanizaciones que salpican las laderas de pinares, creciendo de una forma descontrolada. Por suerte encuentro una noticia que dice que en 2019 se paralizó la concesión de licencias hoteleras, de bares y restaurantes, así como un control de construcción de urbanizaciones gracias a las acciones de Ecologistas en Acción y SOS Aiguafreda-Salvem Begur

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s